Tiroides

tir1

¿Qué es la tiroides?

Es una glándula endocrina situada en la parte central del cuello, debajo de la manzana de Adán, en forma de mariposa. Tiene dos lados llamados lóbulo derecho y lóbulo izquierdo y una parte central llamada isthmus que comunica el lóbulo derecho con el izquierdo. Se relaciona anatómicamente con dos vasos sanguíneos importantes, las venas yugulares y arterias carótidas, a los nervios recurrente laríngeo y a las glándulas paratiroides que usualmente se encuentran detrás de la parte superior y medial de la tiroides.

¿Cuál es la función de la glándula tiroides?

La función de la glándula tiroides es producir las hormonas tiroideas conocidas como: Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3). Estas actúan sobre todas las células del cuerpo y regulan el metabolismo en general. La hormona Tirotrofina (TSH) , estimuladora de Tiroides; es producida y secretada por la glándula Pituitaria responsable del control de la producción de las hormonas tiroideas. La función principal de las hormonas tiroideas son regular el metabolismo, crecimiento, desarrollo y mantener la homeostasis del cuerpo.c

¿Cuáles son los efectos fisiológicos de la hormona tiroidea en los diferentes tejidos?

Corazón: Aumenta el ritmo de relajación y contracción cardiaca. Aumenta la frecuencia cardiaca y disminuye la resistencia de los vasos sanguíneos a nivel periférico.

Tejido graso: Estimula la degradación de la grasa y la formación de receptores del LDL (colesterol malo)

Tejido muscular: Estimula la degradación de proteínas

Tejido óseo: Promueve el crecimiento y desarrollo del hueso

Tejido Nervioso: Promueve el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso.

Tejido digestivo: Incrementa la velocidad de absorción de los carbohidratos y el movimiento de los intestinos.

Tejido respiratorio: Los músculos de la respiración están regulados por la tiroides. También mantiene la respuesta ventilatoria a la falta de oxígeno y el exceso de gas carbónico en el centro respiratorio del cerebro.

Efecto calorigeno: Aumenta el consumo de oxígeno y la producción de calor en todos los tejidos excepto cerebro, bazo y testículos. El efecto calorigenico contribuye al aumento de la tasa del metabolismo basal.

¿Quiénes tienen más tendencia a desarrollar condiciones de la tiroides?

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener una enfermedad de la tiroides, una de cada ocho mujeres desarrollara un trastorno de la tiroides durante su vida. Los hombres también padecen de la tiroides pero en una proporción menor. Esta estimado que más de 59 millones de americanos tienen una condición de la tiroides y que un 50% aún no saben que padecen una enfermedad de la tiroides.

¿Cuáles son las condiciones más comunes de la tiroides?

Las condiciones más comunes de la tiroides son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, siendo la primera la condición más frecuente y se caracteriza porque la glándula secreta poca hormona tiroidea T4 y T3 causando una disminución en los procesos metabólicos debido a un nivel bajo en la concentración de hormona tiroidea en los tejidos. También hay una disminución en la respuesta de la tiroides a la estimulación por la pituitaria la cual produce un aumento en el TSH.

El hipertiroidismo es la condición de la glándula tiroides donde la glándula está produciendo niveles altos de T4 y/o T3 hay una aceleración de los procesos metabólicos debido a una alta concentración de hormona tiroidea en los tejidos por lo tanto se suprime la secreción de TSH por la pituitaria.

Las dos condiciones alteran el bienestar físico y mental de la persona afectada. La prevalencia del hipotiroidismo en el año 2005 en Puerto Rico era de un 2.5% del hipertiroidismo no hay datos estadísticos exactos.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

Los síntomas del hipotiroidismo son bradicardia, cansancio, aumento de peso, colesterol alto, estreñimiento, intolerancia al frio, caída del cabello, piel seca, uñas quebradizas, depresión, estado emocional lábil, menstruaciones con flujo abundante e irregular, infertilidad, falta de concentración, lentitud en los procesos del pensamiento, dolores articulares y musculares. Hay otras características menos comunes pero también importantes que se pueden presentar en los pacientes con hipotiroidismo como anemia, disfunción plaquetaria y de los glóbulos blancos, aborto, malformaciones congénitas, retardo mental y neuropatía. Todas estas anormalidades se presentan porque hay una deficiencia en la producción de hormona tiroidea que resulta en el enlentecimiento de los procesos metabólicos.

¿Cuáles son los síntomas del hipertiroidismo?

Los síntomas del hipertiroidismo son taquicardia, agitación que puede llevar a la psicosis, hiperactividad, temblor de las manos, nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, insomnio ,hambre voraz, pérdida de peso, diarrea, debilidad muscular, intolerancia al calor, sudor excesivo, menstruaciones irregulares con escaso flujo, infertilidad, enrojecimiento de los ojos y visión borrosa o doble. En la enfermedad de Graves aparte de lo mencionado se caracteriza por agrandamiento de la glándula tiroides, ojos saltones con retraimiento del parpado hacia arriba y arritmia cardiaca.

¿Cómo se si los síntomas que tengo son causados por un desorden en la tiroides?

Muchos de estos síntomas pueden confundirse con otras enfermedades y es necesario acudir al médico para que le ordene una prueba de TSH que es la prueba estandarizada para diagnosticar condiciones de la tiroides. Luego es necesario acudir a un médico especializado en glándulas endocrinas como lo es el endocrinólogo(a) para una evaluación más detallada y profunda de la tiroides y así discernir si los síntomas son propios de alguna condición relacionada con la glándula tiroides.

¿Y los síntomas de la tiroides, ¿los mejora algún medicamento?

Tanto los síntomas del hipotiroidismo como del hipertiroidismo mejoran con tratamiento farmacológico. El hipotiroidismo se trata con la hormona T4 que es la L-tiroxina, preferiblemente debe usarse el medicamento original para una mayor eficacia en su acción. El Syntroid, Levotroid y Levoxyl son los preferibles sobre los medicamentos genéricos en el mercado. Estos genéricos proveen una biodisponibilidad de solo un 15- 20% ya que no son bioequivalentes o biosimilares de los productos de marca.

El hipertiroidismo se maneja con el metimazole o el PTU. Otra alternativa de tratamiento es el yodo radioactivo o terapia de ablación (quemar la tiroides con yodo) y la última opción es cirugía si los otros tratamientos fallan.

¿Qué otras condiciones de la tiroides hay?

Otras condiciones de la tiroides son las llamadas condiciones autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto y la enfermedad de Graves. Estas condiciones se caracterizan por la presencia de anticuerpos que son sustancias producidas por la tiroides que van en contra de sí misma ocasionando una inflamación crónica de la glándula, alteración en su función y formación de nódulos. En la tiroiditis de Hashimoto el anticuerpo se llama Thyroid Peroxidase Antibody (TPO Ab) por sus siglas en inglés y en Graves el anticuerpo se llama Thyroid- Stimulating Inmunoglobulin (TSI) por sus siglas en ingles.

La tiroiditis de Hashimoto se caracteriza por tener 3 etapas: una etapa de hipertiroidismo, otra de hipotiroidismo y una etapa de resolución en la cual la gran mayoría de los pacientes desarrollan hipotiroidismo de por vida. La enfermedad de Graves se caracteriza por un hipertiroidismo severo, ojos saltones y bocio. Los síntomas que se presenta en estas dos condiciones son iguales al hipotiroidismo e hipertiroidismo. Estas dos condiciones pueden exacerbarse durante el embarazo o hasta un añ0 después de haber dado a luz. Los anticuerpos son transmisibles al bebe a través de la placenta.

¿Que son los nódulos de la tiroides?

Son malformaciones protuberantes en la estructura de la tiroides. Los factores de riesgo más importantes para desarrollar nódulos en la tiroides son la exposición a altas dosis de radiación (Hiroshima, Chernóbil, Fukushima), radioterapia en cabeza o cuello, e historial familiar. Otros factores que aumentan la incidencia de nódulos en la tiroides es la edad a mayor edad mayor riesgo de desarrollar nódulos tiroideos, después de los 40 años el 60 % de las mujeres pueden desarrollar nódulos tiroideos. Los nódulos de la tiroides son hasta 6 veces más comunes en las mujeres que en el hombre.

Los nódulos son, ¿buenos o malos?

Más del 95% de los nódulos son buenos (no cancerosos).

¿Cuáles son los síntomas y como se diagnostican los nódulos de la tiroides?

La gran mayoría de los nódulos no presentan síntomas y cuando presentan síntomas los más característicos son agrandamiento de la tiroides, cambios en la voz (más gruesa) y dificultad para tragar. Se diagnostican atraves de un examen físico de cuello y atraves de estudios de imagen siendo el sonograma de tiroides la prueba de imagen estandarizada para diagnosticar nódulos de tiroides. Luego de identificar los nódulos hay que caracterizarlos para decidir si es necesario un aspirado de tiroides con aguja fina (FNA) por sus siglas en ingles. De esta forma se determina si el nódulo es bueno o malo.

¿Hay tratamiento para los nódulos?

Se puede considerar terapia de supresión con L-tiroxina. Si hay síntomas obstructivos como ronquera persistente, desviación de la tráquea, o imposibilidad para tragar hay que considerar cirugía. Después de hacer un aspirado de tiroides con aguja fina si el resultado es benigno el nódulo se monitorea con sonografia.

Un Nódulo de tiroides, ¿se puede volver maligno y que tan común es el cáncer de tiroides?

El riesgo de un nódulo a malignizarse es del 10%. El cáncer de tiroides ha aumentado su incidencia en los últimos años 5%-6%/año), es la 12ava malignidad más común en Puerto Rico. El riesgo de desarrollar cáncer de tiroides para mujeres es de 1:142 y el riesgo para hombres es de 1: 526 serán diagnosticados con cáncer de tiroides. El tratamiento es remoción completa dela glándula tiroides y yodo radioactivo. Las mujeres en etapa reproductiva que sean diagnosticadas con cáncer de tiroides deben tomar medidas preventivas para evitar un embarazo por lo menos hasta un año después de la terapia con radio yodo. Este seguimiento debe hacerse con el endocrinólogo(a) y el medico nuclear.

¿Cuál es la función de la tiroides en él bebe?

La tiroides es el primer órgano endocrino que se forma en el embrión alrededor de la tercera y quinta semana del embarazo. Antes de que el feto desarrolle su propia producción de hormona tiroidea depende de la producción materna. La placenta tiene un alto contenido de hormona tiroidea proveniente de la madre de la cual solo pasa una pequeña cantidad a la circulación fetal necesaria para el desarrollo temprano del cerebro y el sistema nervioso del bebe. En la semana 11 de gestación el feto comienza a fabricar su propia TSH, en la semana 20 aumenta su producción y alcanza un nivel alto entre las semanas 35 y 40. En el momento del nacimiento hay un repentino y rápido aumento de TSH T3 y T4. Estos parámetros gradualmente regresan a la normalidad en el primer mes de vida del bebe. La ausencia de secreción de hormona tiroidea en el feto causa falta de desarrollo cerebral y musculo esquelético esto se conoce con el nombre de cretinismo y se caracteriza por retardo mental y enanismo.

La tiroides en el embarazo

En la mujer embarazada suceden algunos cambios en relación con la de la función de la tiroides . Hay un aumento en la excreción urinaria de yodo que puede inducir a una deficiencia de yodo en la madre la cual a su vez puede causar bocio e hipotiroidismo severo. El requerimiento de yodo durante el embarazo y la lactancia es de 200 microgramos diarios. Es necesario que los niveles de yodo sean adecuados en la mujer embarazada porque este elemento es esencial para que el feto pueda fabricar su propia hormona tiroidea. El traspaso de yodo se hace a través de la placenta. El exceso de yodo en el feto puede causar bocio e inhibir la función de la tiroides del bebe. El bocio del bebe puede ser tan grande que impida su nacimiento a través del canal vaginal.

Durante el embarazo hay un aumento de TBG (Thyroid Binding Globulin) por sus siglas en inglés, TBG. Es una proteína que se produce en el hígado y ayuda al transporte de la hormona tiroidea, el aumento de TBG es debido a un aumento en los niveles de estrógenos que a su vez inducen un aumento transitorio en T4 total y en menor cantidad T3 total. La elevación de T4 y/o T3 pueden ocasionar un cuadro de hipertiroidismo

La hormona hCG (Human Chorionic Gonadotrophin) por sus siglas en inglés, es una hormona producida por la placenta que ayuda en la preservación del embarazo, tiene muy pocos receptores de TSH. El aumento en el nivel de hCG contribuye a un aumento mínimo en el tamaño de la tiroides. La hCG materna aumenta niveles cerca de la semana 12 y puede resultar en un aumento de T4 y una supresión transitoria de TSH a un nivel bajo o subnormal .EL embarazo molar es un embarazo patológico donde la hCG se eleva de forma exagerada y produce una elevación de T4 total que puede traducirse en un hipertiroidismo. En caso de que la madre padezca de una condición de tiroides autoinmune como tiroiditis de Hashimoto o enfermedad de Graves, estos anticuerpos atraviesan la placenta y pueden causar disfunción en la tiroides del feto. Los anticuerpos permanecen en la memoria inmunológica de por vida. Una mujer que tenga tiroiditis de Hashimoto puede desarrollar un episodio agudo de tiroiditis durante el embarazo o hasta un año después de dar a luz.

Los medicamentos anti tiroideos que se usan durante el embarazo para controlar el hipertiroidismo como son el tapasol o el PTU atraviesan la placenta. Si estos medicamentos se usan en grandes dosis puede afectar el funcionamiento de la tiroides del feto y causar un hipotiroidismo severo.

La tiroides y el envejeciente.

Los niveles de hormona tiroidea normalmente durante la niñez y adolescencia están en su punto máximo. Desde la etapa de la pubertad hasta después de los 60 años los niveles de T4 permanecen estables y luego van decayendo gradualmente. En la tercera edad los pacientes pueden presentar niveles bajos de T4 y necesitar reemplazo de hormona tiroidea .En la edad de oro la función renal declina hasta un 50% por tanto la excreción renal delos medicamento disminuye y hay que ajustar la dosis en aquellos que usan remplazo de hormona tiroidea.